domingo, 23 de octubre de 2016

Ben-Hur

Empecé a leer Ben-Hur porque oí sobre la película (la cual por cierto no he visto), pero este fue un libro que dejó un gran impacto en mi vida. A Ben-Hur lo podría resumir como el libro que marcó un antes y un después para mí.

La ficción histórica junto con la fantasía juvenil son mis géneros favoritos, y por este simple hecho, Ben-Hur ya entra en mi círculo predilecto. Pero no sólo es el hecho de la perfecta estructura histórica y cultural en la que nos sitúa Wallace, también la manera tan exquisita en la que nos envuelve en uno de los misterios más grandes de la humanidad: Jesucristo.

Mientras lo leía, me fascinaba la diversidad de religiones y culturas que tuvieron lugar durante el esplendor del Imperio Romano. Muchas de estas religiones las llamamos mitologías, o algunas rescatadas hoy en día forman parte del neopaganismo.

Esta obra fue todo un descubrimiento para mí, en diversos ámbitos: histórico, cultural, religioso, espiritual. Leyendo conoces un poco de la cultura grecorromana, no sólo en el ámbito político, sino también sobre sus tradiciones y fiestas. Cuando Ben-Hur está compitiendo en el circo contra Messala, realmente sientes el ambiente; te transportas a otra época diferente. A veces es difícil imaginarnos, como cristianos inconscientes, el mundo al que Jesucristo llegó; y en esta obra se desvela el contexto de su vida.

Era un mundo dominado por el Imperio Romano, sediento de poder y dispuesto a la guerra. Uno de los monólogos más famosos de Messala es, de hecho: "¡Eros ha muerto! ¡Marte impera!". Eros, para los romanos, era el dios del amor; y Marte, el dios de la guerra. Eso debe de ser una clave del autor para entender la mentalidad del romano. Sin compasión, ni piedad, ni amor; sólo poder, ambición y venganza. También era un mundo plagado de ideologías, credos y religiones distintas. No sólo había judíos y romanos, Baltasar (egipcio), Melchor (hindú), Gaspar (griego) e Ilderín (árabe) entre otros, son un reflejo de esto, pero no se limita a ellos, Ben-Hur nos da a conocer también un poco sobre las prácticas célticas y nórdicas.

En un mundo lleno de religiones que adoran a diversos dioses, los judíos eran los raros por creer en un sólo Dios todopoderoso. El contexto te indica que pueblo judío esperaba un rey todopoderoso, un César, su nuevo rey David. Y eso no fue lo que consiguieron, al contrario, Jesucristo estaba en contra de los sacerdotes judíos, los enfrentaba y públicamente les corregía. Con todo este contexto, empieza a tener un poco de lógica el final que padeció Jesucristo. Era una amenaza tanto para romanos como para judíos.

El final es abrumador y triunfante (si eres cristiano), porque el personaje principal empieza siendo un príncipe judío que se termina declarando cristiano, uno de los primeros cristianos de la humanidad.

En conclusión, un libro rico en todos sentidos, nada aburrido, literariamente muy bien estructurado para ser dinámico. Yo a la par que leía Ben-Hur también leí mucho sobre el contexto histórico-bíblico, sobre las religiones y las culturas antiguas pre-cristianas... Por eso digo que me marcó como persona. No sólo aprendí a ser más crítica en cuanto a mi religión, sino también como investigadora me hizo tener curiosidad por la historia. Una obra impresionante, y definitivamente uno de los grandes clásicos.

Hasta la próxima :) 

viernes, 19 de agosto de 2016

La Odisea

He tenido un poco abandonado el blog y lo siento muchísimo. Pero tengo que decir, antes que nada, que la épica no es mi género favorito, y la verdad leerlo me cuesta bastante. Lo mismo me pasó con El Cantar de los Nibelungos y con El Poema del Mio Cid. Dos excepciones importantes a esta regla han sido Beowulf y La Epopeya de Gilgamesh

Otro reto al que cualquiera se enfrenta cuando lee un clásico de clásicos es que es difícil decir algo que no se haya dicho ya, de la obra en sí. Porque con tantos años y tantas personas que lo han leído pues parece que ya no hay más qué decir. Sin embargo, haré mi mejor intento. 

Considero que La Odisea es uno de los textos más importantes y con un legado bastante interesante. Sirve para conocer bastante de la civilización griega; una de las civilizaciones antiguas más importantes en cuanto a cultura e historia para la humanidad, en general. 

Aunque yo no disfruté tanto la lectura, porque se me hizo pesada, repetitiva y tediosa (como casi siempre me pasa con la épica); lo que sí disfrute fue el conocimiento y la retroalimentación. A mí me encanta la historia y la cultura, entonces leer un texto antiguo que nos da a conocer y nos explica mucho de una de las mitologías más famosas a nivel mundial, es fantástico. 

Se me hizo bastante tardado todo el proceso por el que tuvo que pasar Odiseo desde que llegó a Ítaca, hasta que pudo revelar su identidad a Penelopea... Y eso me desesperó un poco. Sin embargo, creo que el honor es un factor de suma importancia en la épica, y entiendo todo lo que tuvo que hacer para que su familia recuperara el honor. 

Recomiendo La Odisea, para cualquier persona que guste de conocer más de la mitología, la cultura y la historia griega. Y para quienes disfruten de la épica, por supuesto. Para personas como yo que no nos gusta la épica, pero nos fascina la historia, tiene un sabor agridulce. Con más puntos buenos, claro, porque un clásico siempre te va a marcar de una u otra manera.

Hasta la próxima :)

sábado, 23 de julio de 2016

Iniciativa: Seamos Seguidores

No planeaba escribir dos entradas en un mismo día, pero apenas hoy conocí esta iniciativa en el blog Anita Vela y me ha parecido bastante interesante para conocer blogs afines a mis gustos y para que también mi blog literario que apenas comienza, literal, llegue a más gente.

Aquí les dejo toda la información de esta iniciativa:


¿En qué consiste?

En primer lugar tienen que seguir mi blog y después deben dejarme un comentario en esta entrada con el link de su blog para que yo también pueda seguirlos.

Y por último, sólo tienen que llevar el logo de la iniciativa y toda la información de esta entrada a su blog para que sus lectores sepan que participan en esta iniciativa y puedan seguirse mutuamente también.

La lista

Para facilitarnos más el trabajo, el blog ¿Dónde está mi lápiz? ha creado una lista con todos los participantes de la iniciativa. Si quieren estar en esa lista tienen que dejarle sus datos en esta entrada

Cazadores de Sombras: Ciudad del Fuego Celestial

De Cazadores de Sombras: Ciudad del Fuego Celestial, y no sólo de este último libro, sino de la saga en general, me quedo con todo. Me encanta el estilo de escribir de Cassandra Clare. Admito que al principio fue un poco mareador para mí porque aunque el narrador es omnisciente, la historia no es plana y basada en las vivencias de un personaje, sino que se desplaza a lo que están viviendo los demás. Este tipo de narración me parece buena y además, retroalimentativa, ya que conoces más de otros personajes y no sólo de los protagonistas.

Todos los detalles de la saga, además, dejan ver que la autora ha leído mucho sobre ángeles y demonios, y también detalles de la biblia interesantes. No es un libro de fantasía escrito a la ligera, sino con sus buenas bases. Y eso me gustó.


Ahora, como lo había dicho en la presentación, soy Potterhead, y después que acabó Harry Potter, en mí quedó un vacío difícil de llenar. Sin embargo, Cazadores de Sombras se esforzó bastante y lo ha llenado. Me encantan los personajes, todos con características tan diferentes y bien definidas: todos con sus miedos, sus inseguridades y sus fortalezas. Simon y Jace me hicieron reír bastante, me llegué a considerar una Clary, tan insignificante y tan mundana, y a la vez, una Isabelle, por su fiereza, en Alec sólo me vi siendo protectora con mis hermanos, pero sin duda mi personaje favorito es Magnus, me hacía reír, pensar, amar, sufrir, valorar... Todo en uno.


En comparación con Cazadores de Sombras: Ciudad de las Almas Perdidas, donde todo pasaba muy lento, casi no hay acción, hasta el final, Jace no es Jace, y demás cosas que me frustraban... Ciudad del Fuego Celestial es más activa, está en movimiento desde el principio, se puede ver más de las relaciones de otros personajes: Simon e Isabelle, Magnus y Alec, e incluso un atisbo entre Maia y Bat; la culminación del amor entre Clary y Jace; nuevos guerreros jóvenes, como Julian y Mark Blackthorn y Emma Carstairs, en fin.


En conclusión, sí me gustó, sí lo recomiendo y en general recomiendo la saga de Cazadores de Sombras si lo que quieres es apasionarte por una nueva saga. Yo en cuanto pueda compraré Cazadores de Sombras: Los Orígenes y Renacimiento.


Hasta la próxima :)